Ramón Mendiburu: «La mejor imagen de Euskadi es la que dan la Vuelta, la Clásica y Euskaltel» (Diario Vasco, 3 de Marzo)


Nació en Martutene. Tiene 72 años y ha sido de todo en el ciclismo. Primero corredor -participó en cuatro ediciones de la Vuelta al País Vasco-, luego seleccionador nacional durante trece años y más tarde mánager de los equipos Kas y Fagor -ganó la ronda vasca con Sean Kelly (Kas) en dos ocasiones y con Stephen Roche (Fagor) en una-. Desde 1997 hasta 2009 formó parte del Comité Directivo de la UCI. Fue, además, vicepresidente de la Asociación Internacional de Carreras y creador de la Asociación Internacional de Grupos Deportivos, además de director técnico de la Vuelta a España.

«La mejor imagen de Euskadi es la que dan la Vuelta, la Clásica y Euskaltel»

Contundente. Ramón Mendiburu ve muy claro que el ciclismo sirve para vender país. :: MIKEL FRAILE

– ¿Qué sentimientos le provoca la problemática que atraviesa la Vuelta al País Vasco?
– Un sentimiento especial. En los años 80, 81 y 82 tuve una participación muy activa en la Clásica y en la Vuelta, en las que Juanjo Garaialde era director de carrera. Lo tuve que dejar porque no podía compaginar esa labor con la de seleccionador de la Federación Española y la de director técnico de la Vuelta a España, en la que estaba desde 1979. Aparte de ser colaborador directo durante esos años, es una prueba de casa que he vivido con intensidad y que he corrido.
– ¿Cómo ve la situación?
– En cuanto se conocieron las dificultades por las que pasaban las dos carreras, me puse en contacto con el presidente de la UCI, Pat McQuaid. Cuando Hein Verbruggen era presidente y ahora con MacQuaid ha habido más casos de pruebas con problemas a las que ha ayudado la UCI. Hace poco, en una reunión del Consejo de Ciclismo Profesional ya comentamos las dificultades que había en las pruebas del calendario español, que muchas tenían dificultades para poder continuar. La UCI se enteró rápido de lo que sucedía.
– ¿Qué medidas adopta la UCI en estos casos?
– La UCI está dispuesta a colaborar, no a usurpar la prueba. Por ejemplo, la Vuelta a Romandía tuvo que hacerse con gente de la zona a la que se ayudó a sacar adelante la carrera. Pat McQuaid vivió la desaparición de la Vuelta a Irlanda, de la que era director, porque su principal sponsor, Nissan, dejó el patrocinio.
– ¿Cómo se puede salvar una carrera?
– La UCI quiere mantener el grupo de las mejores pruebas del mundo, las que pertenecen al World Tour. Por eso intenta ayudar a las que tienen problemas. Son las carreras que disponen de una cobertura televisiva importante y se ven en todo el mundo. La prueba del interés que despietan es que hay cuatro equipos con 20 millones de euros de presupuesto.
– ¿Qué repercusión internacional tienen las pruebas del World Tour?
– Estando yo en una reunión en Suiza, me he encontrado con gente de la UCI que está viendo la Vuelta al País Vasco. También me ha sucedido en Finlandia. La mejor imagen de Euskadi, y la más bonita, es la que dan la Vuelta al País Vasco, la Clásica y el equipo Euskaltel. Permite que se hable bien de Euskadi en todo el mundo.
– ¿La situación política que atravesó Euskadi ha influido en la visión que se tiene de sus pruebas?
– Ni la Vuelta al País Vasco, ni la Clásica han tenido nunca problemas en ese sentido. Pero la bomba que explotó en los Campeonatos del Mundo de 1997 de Donostia sí pasó factura a la hora de pedir el Mundial de pista de 2001 o algún mundial de ciclo-cross. En los Mundiales de 2001 alguien vendió su voto y se perdieron. Aquello sí influyó. Algunos de los que tenían que votar decían que era mejor ir a otro país en lugar de a Euskadi. Otros discrepaban porque conocían este país. Pero siempre había alguna mano ‘amiga’ que nos tumbaba las propuestas. Afortunadamente, Euskadi ha hecho país con las dos carreras y con Euskaltel.
– ¿En qué se traduce la ayuda que puede aportar la UCI?
– En el caso de la Volta a Catalunya se ha llegado a un acuerdo con la Generalitat para salvar la prueba este año. Pero la ayuda va más allá. Se trata de potenciar el futuro de la carrera con los organizadores actuales y con la ayuda del departamento de marketing de la UCI. Pienso que ésa podría ser una buena fórmula para la Vuelta al País Vasco. Si surgiese alguna empresa que patrocinase el Gran Premio, no haría falta esa ayuda.
– ¿Cuáles son las carreras a las que ha ayudado la UCI?
– El Gran Premio Ouest France (Plouay), la Vuelta a Romandía y la Volta a Catalunya. También ha colaborado en la creación de dos pruebas en China, dentro de la globalización que se le quiere dar al ciclismo. Ahora mismo hay carreras del World Tour en Europa, en China y en Australia. La Vuelta a California es una organización muy fuerte y quiere entrar. También el Tour de Langkawi. Hay organizaciones que quieren pertenecer al World Tour. Por eso, alguna otra prueba puede ocupar las fechas de la Vuelta al País Vasco si no se hace este año.
– ¿Habrá carrera?
– Dije hace unos días que sí y hoy sigo pensando lo mismo.
– ¿Compensa la inversión económica necesaria para estar dentro del World Tour?
– La inversión más barata para la imagen de Euskadi, del país, son las dos pruebas y Euskaltel. Las imágenes del World Tour se ven en muchas casas de todo el mundo.
– ¿Qué consideración tienen la Vuelta al País Vasco y la Clásica de San Sebastián en el seno de la UCI?
– Desde hace muchos años la puntuación de los comisarios y los directores deportivos ha sido la máxima. Las puntuaciones se hacen en función de factores como el recorrido, los hoteles, el comportamiento de la afición, el trato de los medios informativos… Puntúan el presidente de jurado y dos directores deportivos.
– ¿Qué valoran más?
– Todo en conjunto: los medios técnicos que se emplean, la rapidez en las clasificaciones, la producción televisiva… Siempre se ha valorado mucho el trabajo de ETB. Las imágenes son muy buenas. La realización televisiva se valora mucho.
– ¿Por qué dice que el ciclismo es ideal para vender país?
– Porque muestra lo que es el país: sus monumentos, sus playas, sus montañas, su gente, su naturaleza… Otros muchos deportes se hacen en lugares cerrados. De hecho, se está volviendo al ciclismo de los años 80, cuando se ofrecían muchas imágenes de fuera de carrera. El Tour lo lleva haciendo desde hace años y quiere seguir en esa línea. El Tour vende Francia, en todos sus apartados. Hay una anécdota que quiero recordar.
– ¿Cuál?
– En 1983 Televisión Española dijo a la Vuelta a España que si traíamos a Bernard Hinault daban la prueba en directo. Hinault vino con el equipo Renault. Una etapa llegaba a los Lagos de Enol, en Covadonga. Ganó Marino Lejarreta. Ciclistas profesionales asturianos me tacharon de loco. Me dijeron que de 365 días al año, 300 eran de niebla y no se vería nada. Cuando llegó la carrera a Cangas de Onis había un sol espléndido. Aquellas imágenes dieron la Vuelta al Mundo. Cangas creció desde entonces. Eran de una belleza sobrecogedora. ¿Por qué la Vuelta al País Vasco y la Clásica no pueden seguir mostrando Euskadi?
– ¿Hay terreno aquí para ese tipo de ciclismo?
– De sobra. El repecho de Aia fue espectacular. Existen caminos en los que el pelotón puede ir de uno en uno. Euskadi es privilegiado para el ciclismo. Las imágenes de Aia en la televisión fueron llamativas.
– ¿Qué piensa de los organizadores de las dos pruebas?
– Son aficionados, pero lo hacen igual que los profesionales. Eso hay que destacarlo y valorarlo como se merece.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

  • Zure helbide elektronikoa idatzi/Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a 567 seguidores más
A %d blogueros les gusta esto: